Vivamos Nuestra Misión, por Amor a Cristo

Para llevar el Evangelio y la obra de Dios al mundo podemos dar testimonio de nuestra vida tanto con las personas con las que convivimos, como también con las que están muy lejos, al otro lado del planeta, las cuales también necesitan a Cristo. Así comprobaremos, además, que no hay diferencia entre el pobre y el rico, o el que sale adelante, pues todos necesitamos la salvación, la paz y el amor de Dios en nuestras vidas, no solo en la eternidad, sino en la vida diaria.